Darth daver

@ValientDave
#GodIsGood, familia, football, running, historia, libros viejos, rock, cerveza, pizza, marketing y economía. Fan de: @Giants @Borregos_CSF y @unionargentina

April 22, 2014 at 11:54pm
0 notes

A Doña Inés se la llevo el eclipse.

Eran probablemente las dos de la mañana cuando las nubes taparon casi en su totalidad el cielo. En un día comun y corriente esto hubiera sido buen augurio pues significaba que al día siguiente iba a llover o tal vez haría algo de frio (que en estos días sumamente calurosos era algo para agradecer) pero esta vez fue algo frustrante, había permanecido despierto junto con un amigo para poder ver el eclipse que se había vuelto viral en las redes sociales. A mi amigo le ganó el sueño mientras que algo adentro de mi me decía que aguantara un poco mas, que algo bueno iba a suceder.  Dieron 2:40 am y me di por vencido, las nubes no se movían y probablemente no se moverían en toda la noche. No me había levantado todavía cuando una ráfaga de viento llego sin aviso levantando polvo, moviendo arboles y arrancando hojas, fue muy extraño pero no tanto como lo que paso justo al terminar la ráfaga. Cuando el viento se calmo se escucharon de la casa de enfrente algunas personas llorando, supuse que era la televisión y definitivamente era  mi señal para que entrara a la casa.  Me levanté del frio y duro piso, fui a la cocina a apagar la luz, apague tambien la  de la sala y regresé a cerrar la puerta pero algo me detuvo,  había algo extraño afuera, una silueta que se acercaba entre la oscuridad a la reja y movía lo que parecía su mano en señal de saludo, al principio me asusté pero conforme mis ojos se iban adaptando a la oscuridad de la calle pude distinguir al vecino de enfrente que me trataba de decir algo, era algo extraño tomando en cuenta que eran casi las 3 de la mañana de un martes. Abrí la puerta para poder escuchar lo que decía «¿Se encontrará la Doctora?» Preguntó refiriéndose a mi mamá «La necesitamos urgentemente» Subí y la desperté, le conté que es lo que ocurría, se vistió rápidamente y me pidió que la acompañara, ella ya sabía que pasaba. Atravesamos la calle y tocamos la puerta del vecino. Nunca había entrado a su casa, no me imaginaba como era por dentro, lo único que sabia era que en ese mismo lugar vivían 4 hijos con sus esposas e hijos, suponía que no era un lugar pequeño por lo mismo de las 4 familias viviendo ahí.  El que nos abrió la puerta era el menor y el único de todos los hijos con una carrera, nos condujo a través de muchos cuartos hasta uno que se encontraba resguardado por otro de los hermanos que solo dijo «Pase doctora». Adentro,  en un cuarto de 3x2 una señora yacía en la cama con los ojos cerrados, respirador y suero en el antebrazo. «Queríamos ver si usted nos podía dar fe de la muerte de mi madre» Dijo el hombre que nos abrió la puerta de la casa en el momento que llegaron los demás hermanos. En una de las paredes del lúgubre cuarto se encontraba pegado un rudimentario pero gran corazón de cartón con las huellas de las manos de sus nietos, hijos, nueras y amigas de la señora, que por cierto se llamaba Inés, y un mensaje de aliento que decía mas o menos así “HECHALE GANAS TE KEREMOS INECITA ATTE: TUS NIETOS, TUS HIJOS, TUS NERAS Y AMIGAS”  así como algunas fotos y notitas, algo realmente conmovedor. Le preguntaron a mi mamá si quería usar guantes «Usaría guantes si fuera cualquier paciente, pero es doña Inés»  Le tomó el pulso, procedió a quitar todo tubo, les comento a la familia que en efecto doña Inés ya estaba muerta, hablaron de que era lo que procedía en cuanto al acta de defunción, trámites «¿En qué momento notaron que ya había perdido la vida?» A lo que uno de los hermanos contestó «Justo en el momento del ventarrón, a mi mamá se la llevo el viento» mi mamá no le dio tanta importancia a la ultima declaración como yo le di, es curioso que alguien piense que una señora se puede morir a causa de un viento fuerte, yo no lo entendía. Pasaron otros 15 minutos cuando se escuchó que tocaban la puerta,  ya eran mas de las 3 de la mañana ¿Quién podría visitar o venir a ver algún asunto a esta hora? pregunta que sin tener que hacerla, me respondió uno de los hijos «Es Doña Teresa» mandaron a Simón (uno de los nietos) a abrir la puerta. Podría describir a Doña Teresa con una infinidad de adjetivos pero nunca serian suficientes. Para explicar como es físicamente o de personalidad, así que me arriesgaré a hacerlo de la manera mas breve y clara posible: Doña Teresa es una señora tan vieja como los cerros, cada arruga lleva consigo coplas, calaveritas, versos, poemas,  tiene ojos pequeños, boca grande con una sonrisa eterna, nariz chata, su cabello es tan gris como las nubes antes de llover, siempre trae dos trenzas que se unen por las puntas en su espalda, siempre de mandil, siempre huarache, corta de estatura, manos callosas, amabilidad infinita, ancha, camina lento, sabia como monje tibetano, amiga del viento, las plantas, el lodo y los animales, parece personaje de novela de García Márquez y  era la mejor amiga de Doña Inés, no dijo nada al entrar, no saludó a nadie y se dirigió al pie de la cama, destapó la parte inferior del cuerpo y tocándole las plantas de los pies con la yema de los dedos comenzó a rezar en susurros lo que se escuchaba como un rosario, no lloraba, no se lamentaba, repetía sus oraciones con los ojos cerrados, de repente silencio ni los grillos se escucharon, Doña Teresa abrió los ojos «A Inés, no se la llevo el aire, se la llevó el eclipse, pasó a despedirse hace una hora a mi casa, ya le prendí una veladora, me dijo que hiciera café. Simón, traite su vestido de flores, quiere estar así para siempre». Han sido de las cosas mas increíbles que he escuchado, sin embargo, no tengo por que dudarlo; Doña Teresa no tiene teléfono, nadie pudo haberle avisado pues en el cuarto estaba toda la familia y conocidos de Inés. Teresa tomo un poco de tierra del suelo de afuera y con ella trazó una cruz en la frente de Inés, sonrió «Mañana a las cinco en mi casa comadrita, hay mucho que platicar, usté sabe que siempre la voy a querer, no tenga miedo». Nadie decía nada, voltee a ver todas las caras y parecía que no les importaba, les parecía normal, obviamente yo estaba perplejo, no sabía que decir y se que  Doña Teresa lo notó pues caminó hasta donde estaba y, como siempre que me la encuentro, me dijo con la ternura de una abuela « Échele ganas a la escuela y sea buen hombre» Me dio un beso en la mejilla y salió a paso lento, característico suyo. Salimos de la casa de los vecinos  y alcé la mirada para encontrarme con un cielo totalmente despejado y la luna roja, cínica en medio de las estrellas. Los hijos de Doña Inés han puesto los rezos en un horario poco convencional, 3 a 4 de la tarde pues saben que a las 5 toma el café en casa de Doña Teresa.

11:52pm
86 notes
Reblogged from fuckyeahborntobewild
taniaree:

http://youngwildfree.co

taniaree:

http://youngwildfree.co

(via dancing-wildflower)

April 10, 2014 at 3:47pm
0 notes

Soledad y soledad.

Mira a la morena, cuando llega a la barra se nota la soledad en sus parpados, le pesa, la desgasta, la deprime tanto que solo cerrados los ojos se ve en paz, ocultándolos, ocultando esos ojos carnosos color café claro detrás de los parpados. Enciende un cigarrillo y pide un caballo de tequila, lo degusta, poco a poco, con los ojos cerrados, el codo del brazo con el que agarra el cigarro le sirve como soporte sobre la barra. “Niña” la llamaba el general que venía los viernes, “prieta linda” la llamaba el capitán, “mulata” el dueño del Salón Juárez, “mamá” le llamaba un niño que veía por las mañanas en un cuarto de 4 por 2 metros con una pequeña cocineta y una cama, “Princesa” le llama Cristóbal cuando le ruega  que salga de la calle y se mude con el,  “Puta” le llamaba el sacerdote gordo y sudoroso que los jueves la llamaba a la oficina parroquial y  entre imágenes de santos le pone pausa al voto de castidad hay veces si tiene la suerte de $500 pesos de los diezmos,  ya son las 3 de la mañana y los nombres no terminan, preciosa, primor, bombón, reina, chula… Se llama Soledad, cabello negro y rizado,  mulata  de 1.76, cintura y cadera exquisitas, 40 años sobre los tacones, firme y coqueta, conoce al hombre, su mente, el sexo, la calle. Que hermosa musa esta intrusa de los bares lujosos, ha hecho costumbre los besos sin amor, las caricias frías, el sexo en camas duras, en moteles, burdeles, mesas, callejones, es pecado y placer hechos carne, es el cielo de noche, es cerrar los ojos en la barra de algún bar, le pasa seguido, recuerda, pasa y repasa por el corazón, recuerda a esa negra con dedos callosos que lavando ajeno sacaba unos cuantos pesos para pagar arroz con frijoles, esa negra que le cantaba “Drume negrita” al pie de la hamaca cuando la fiebre no la dejaba dormir, es pensar en todo y abrir los ojos pues si recuerda mas el maquillaje se correrá en momentos mejores que ya no serán. Sale del bar y camina por la acera con la mano en la cintura, se menea entre la luz de los anuncios de la ciudad, sonríe coqueta  y llega a la esquina de siempre, la esquina que atiende, siempre sonriente, se sienta un rato en una banca enfrente del “Cine Espectacular” y cierra los ojos de nuevo, escucha las gaviotas y la playa cerca, la misma playa que 23 años antes borraba un corazón dibujado en la arena con las iniciales F y S atravesados por una flecha mientras dos niñas tomadas de la mano veían el agua ir y regresar. Fernanda y Soledad. Aun con los ojos cerrados siente todavía los besos de Fernanda en todo el cuerpo, recuerda la adrenalina que sentía al verla llegar y la paz de recargar la cabeza sobre su hombro, eran una debajo de las sabanas, las horas de charla, los besos lentos, los labios mordidos, las risas, los planes, el café, las pinturas, los bocetos, las galerías, la costumbre, los libros, besarle la espalda, la frente, morderle los hombros y suspirar. El maquillaje  es celoso y obedece el recuerdo dejando una estela de rímel en la mejilla, vuelve al día en que el mismo sacerdote que la fornica los jueves las encontró besándose debajo del muelle, recordó al padre de Fernanda dándole una cachetada cuando llego a la parroquia para recogerla, recordó verla llorando en el vidrio trasero del auto, el camino vergonzoso hasta casa, recordó como a partir de ese día Fernanda poco a poco dejó de contestar las cartas, ya no iba al café “La Habana” los miércoles a las siete , nunca regresó al café  ni a la galería los viernes a las dos, recordó como entre mas se alejaba mas la anhelaba, mas le calaba, mas le dolía. Recordó el día en que ya no podía mas y corrió hasta el colegio solo para encontrar a Fernanda besando  un muchacho con el que 3 años después se casó en una fiesta magnífica (Su padre era el alcalde y no escatimaba en su pequeña princesa) , el corazón se le destrozaba en mil pedazos, corrió de nuevo, sin rumbo mientras en su mente iba y venía el pesado ¿Por qué me dejaste de querer? como duele, como muele el amor que nunca vuelve. Y es que Soledad  ya nunca está sola, arrastra a su amante en el alma, la ve a donde va y la ama con ganas, ganas de llorar, ganas de ir a su casa en la “Residencial” tirar la puerta y abrazarla, simplemente abrazarla en silencio, que el abrazo diga todo, que diga… “me haces falta flaca” y soñar que tal vez en otra vida, tal vez en otro tiempo se vuelvan a encontrar en otro país, otro continente, otro mundo y será todo distinto, todo saldrá bien pues esta vida sin ella es una trampa, es una puñalada por la espalda del alma, del ser, del cuerpo, este cuerpo que te pide, que te exige, que te añora cerca pegada a la piel, y que se pregunta si hay algún momento del día que la recuerda y extraña igual que ella. Una banda toca Mujer divina en el restaurante-club “Costa Costa” uno de los mas famosos de la ciudad por que muchos actores y políticos van por las noches a divertirse, Soledad se levanta de la fría y dura banca, camina meneando la cintura, abre la puerta principal, se abre paso entre la gente de traje, sudada, asquerosa hasta llegar a la pista de baile, saca algo del bolsillo…una pequeña libreta, anota algo, cierra los ojos y comienza a bailar,  una copa de vino, un cigarro, la lluvia que comienza a caer igual que el rímel de sus ojos hasta su barbilla, , baila con la lluvia, con el piano, con el alma que se le desprende en cada nota, risas, sonido de vidrios chocando, mil conversaciones y Fernanda en la mente, en el corazón. La gente del lugar piensan que está loca o esta demasiado borracha pues baila con nadie en medio de la pista con la copa y el cigarro alzados hasta donde los brazos le permiten mientras llora con los ojos cerrados y susurra mil cosas. Tira la colilla y saca algo del bolso «Mujer divina, como fascinas y me dominas el corazón» Escupe al suelo y dispara cuatro veces a su alrededor hiriendo a  dos meseros y una mujer gorda que comía ostiones, nadie se da cuenta, nadie la mira entre el ruido de la música y la mucha gente que esta bailando. Sobra una bala, lanza la copa y empuña la nota, se apunta a la sien. Los reportes policiacos informaban que a las 8:00 a.m. fue encontrada una mujer en el suelo del Restaurante-Club “Costa-Costa”, presentaba un disparo en la sien con calibre de 9 mm, reportaban que el disparo se había efectuado a las 2:00 am y que los peritos habían determinado que la occisa había fallecido a las 4 am por desangrado crónico y traumas severos productos de pisadas, en la mano traía una nota que decía “Siempre tuya, Flaca”

«Mulata, mi prieta, mi cielo, te quiero, te adoro, divina mujer»

April 8, 2014 at 7:18pm
0 notes

Nudo Nacional

por: David Martin Lugo Ramos

En noviembre de 1910 estalla la revolución, o bien, la primera etapa de la revolución mexicana; una época llena de sangre, traiciones, drama y la visión de un estado renovado. Se sostiene que la revolución mexicana no fue mas que un movimiento que se sostuvo  en papel (Plan de San Luis, Plan de Ayala, Convención de Aguascalientes) pero no en la praxis, comentan que la revolución llevaba dentro de si la voluntad del catrín burgués y nunca la del pobre o la del campesino, yo pienso lo contrario.

El punto medular de todo el movimiento  se encuentra en las clases que formaban los batallones,  que se reunieron en las convenciones, y que firmaron los tratados. Si bien, la primera etapa de la revolución ( Candidatura a la presidencia de Francisco I. Madero y levantamiento en armas) estuvo encabezada por un sector que podríamos llamar “acomodado” como los Madero, Orozco, Carranza etc. La gente que hizo posible el exilio de Díaz y el “éxito” de  la revolución, fueron los militares, una nueva milicia que posteriormente se convertiría en la cabeza del movimiento armado.  Gente como Villa, Urbina, Zapata, Fierro, Chao, Ortega, Medina etc. que un día fueron profesores, campesinos, carniceros, bandoleros, cuatreros, ferrocarrileros, mineros, oficinistas etc. los oficios y labores con la convicción de transformar una nación injusta, oligarca. No se caería en un error al decir que esta revolución no necesitaba de intermediarios pues todos los sectores sociales estaban representados; desde el proletariado hasta el burgués justo, desde el campesino hasta el catrín, el pueblo luchaba por y contra el pueblo.

Sin duda fue un movimiento, que yo llamaría, sin precedentes en la historia del país pues en ambos bandos las clases altas, medias y bajas se enfrentaban en los mismos campos de batalla; el de la relativa justicia y el campo de guerra. Por el lado de los “malos” la clase alta estaba formada por los ricos que apoyaron el golpe de estado de Victoriano Huerta contra Francisco I. Madero, empresarios extranjeros que financiaban al enemigo y explotaban a los trabajadores, hacendados esclavitas, los sacerdotes que lavaban el cerebro de los feligreses, la prensa Carrancista y Huertista etc. La clase media la formaban algunos militares y comerciantes, el sector mas importante sin lugar a duda eran los llamados “colorados” gente de clase baja, carne de cañón que luchaba contra ellos mismos, los revolucionarios les tenían un odio peculiar, una saña resultante del no tan erróneo pensamiento de que estos “colorados” luchaban por quienes los explotaban, por los tiranos que hacían de México una fuente de dinero sin medida y sin reglas. Por el lado revolucionario la clase alta estaba formada por intelectuales liberales, estudiantes y estudiados, empresarios que estaban en contra del régimen porfirista y financiaban la causa, clase media formada por periodistas, negociantes y militares empíricos,  así como muchos estudiados en colegios militares de México y del mundo entero (como es el caso de Felipe Ángeles, gran amigo de Francisco Villa y sin dudarlo; el mejor artillero de México, originario de Zacualtipán, Hidalgo), curas, extranjeros ( Como el caso de Giuseppe Garibaldi, italiano nieto del héroe y político militar italiano del mismo nombre) en su mayoría norteamericanos en busca de fortuna, la clase baja estaba formada por herreros, ferrocarrileros, maestros, estudiantes, campesinos, ex bandoleros etc. La gruesa raya que dividía a los bandos era muy clara; por la parte de los  “conservadores” era el poder y la riqueza mientras que por el lado de los revolucionaros era la democracia y la justicia, sin duda  un pensamiento utópico que sin embargo era y es alcanzable, distintos bandos pero siempre la misma constante;  “Los de Abajo” diría Mariano Azuela (quien fuera secretario general de Julián Medina, gobernador de Jalisco designado por Francisco Villa).

 Considero que la prueba mas autentica de que la revolución tenían como objetivo la justicia y la democracia fue la mismísima convención de Aguascalientes (Octubre, 1914) ; suceso histórico en el que todas las fuerzas armadas revolucionarias del país se concentraron en Aguascalientes para acordar que después de que Carranza renunciara a la presidencia se acordaría un presidente provisional para posteriormente convocar a elecciones democráticas.

La revolución es traicionada por Carranza cuando desconoce la convención y se devuelven sus latifundios a los extranjeros , a los hacendados esclavistas, a los golpistas que asesinaron a Madero tambien se les devuelven sus propiedades, los corruptos, y los traidores, el único ideal que Carranza respetó fue el del poder a costa de todo posteriormente permite la intervención del ejercito gringo a territorio nacional para la persecución de Villa para poder ganarse el reconocimiento de  la presidencia norteamericana esto después de que se Pancho se convirtiera en el primer latinoamericano en invadir los Estados Unidos y en causarles un daño significativo (guarnición militar de Columbus, Nuevo México, Marzo 1916).  Siempre una misma constante, siempre un mismo nudo, siempre un mismo comun denominador; el pueblo.

Este lazo donde ambos lados tiran eternamente en distintas direcciones siempre trae un mismo nudo, un mismo patrón, las mismas constantes, mas de 100 años de diferencia;  por un lado el pueblo es un medio y por el otro lado el pueblo como fin.  La revolución para mi, triunfó al ser un parte aguas en la historia nacional y como un medio unificador de clases, triunfó al demostrarle al burgués que el pueblo es capaz de moverse y de que no importa las circunstancias, cuando el pueblo se cansa no hay quien lo pare, cuando el nudo se desata no hay represión que lo contenga, no hay valla que lo divida no hay fuego que queme ni balas que lo atraviesen, el tirano desaparecerá a uno y aparecerán mil, matará hombres y nacerán héroes. En esta lucha bella por la patria no hay honor mas grande que dedicar la vida a la construcción utópica de un México libre, democrático y justo. La revolución triunfo compañeros, en cada una de las personas donde el espíritu de lucha no ha muerto.

February 11, 2014 at 10:04pm
13,765 notes
Reblogged from natgeofound
natgeofound:

A sailor gets a tattoo on his arm in Virginia.Photograph by Paul L. Pryor, National Geographic

natgeofound:

A sailor gets a tattoo on his arm in Virginia.Photograph by Paul L. Pryor, National Geographic

January 30, 2014 at 1:02am
0 notes

Escupir

Sobre un puente peatonal recargados sobre el barandal y viendo los carros pasar por debajo suyo, un niño le enseñaba a su primo a escupir. Despeinados, sucios y con la ropa de una talla distinta a suya, reían cada vez que uno de los gagajos golpeaba el parabrisas de algún automóvil. 

y ya.

January 22, 2014 at 1:01am
361 notes
Reblogged from tonykatai

January 6, 2014 at 12:34am
1 note

Inventando

Cuando camina se puede ver miles de manchas de cloro en su vestido, ella dijo que alguna vez solo tuvo una pero se veía muy mal así que decidió salpicarlo todo para que este pudiera verse “estético”, a veces usaba las constelaciones, nunca de jeans, siempre vestido,  recordar que vestía en la parte superior es complicado gracias a las distintas combinaciones o capas, tal vez un sweater viejo y una blusa o una chamarra extraña, piel blanca, cabello de dos colores, peinado complicado, cuerpo a la antigua; con curvas pero “sexy”, mil historias en los pies, olor a nicotina, te toma de la mano y al bailar sube los dos brazos como celebrando, un lunar en la cara como actriz de los 20’s, te mira a los ojos, le lees algo, te dice que quiere vivir contigo, te asustas, te dice que quiere tener un hijo contigo ¿Qué haces? te asustas mas y volteas al ver el camino que nunca se acaba afuera del autobus, trae un gorro rojo, falta al trabajo de vez en cuando para verte, conoces a sus amigos, reuniones con su familia, cerveza, ella  trae las constelaciones en el vestido, sonríe, te besa, un mechón blanco o rosa cuelga de su frente, que rara, que bonita, siempre huele a cigarro y de la nada no la vuelves a ver.

April 15, 2013 at 9:57am
0 notes
La revolución mas bella

La revolución mas bella

April 12, 2013 at 12:54am
331 notes
Reblogged from dudeseatingsalads